Cómo mantener la cadena de frío en vacunas que adquieres en Farmacia y debes custodiar en el domicilio.

Las vacunas deben conservarse SIEMPRE en la nevera.

Las vacunas deben conservarse SIEMPRE en la nevera.

El mantenimiento de la cadena de frío es esencial para garantizar que una vacuna sea efectiva.

Las vacunas que se adquieran en la oficina de farmacia se recomiendan se adquieran INMEDIATAMENTE ANTES  de ir al Centro de Salud a ponerla, pero si eso no es posible y se tienen que CUSTODIAR EN EL DOMICILIO es importante seguir las siguientes recomendaciones

  • En el domicilio se conservarán SIEMPRE en el frigorífico (no en el congelador), se recomienda mantenerlas a una temperatura entre 2 º y 8º, por lo que es conveniente no dejarlas tampoco en la puerta del frigorífico. 
  • Proteger las vacunas del calor tanto natural como artificial (radiadores, calefactores,…)
  • Proteger las vacunas de la luz artificial como natural. Por ello, la mayoría de las vacunas se presentan con un envoltorio opaco que se retirará inmediatamente antes. 

Las vacunas son una de las medidas más eficaces en la PREVENCIÓN de enfermedades que afectan a todos los ciudadanos, especialmente a la infancia y adolescencia.

Una de las tareas que tenemos como farmacéuticos  es la de  informar sobre necesidades, riesgos y beneficios de la vacunación según la edad y la particularidad de cada persona. Asesoramos sobre los cuidados que hay que mantener los días posteriores a la vacuna. Asesoramos sobre la generalización de dosis de recuerdo en adultos  y sobre todo resolvemos las dudas y reticencias que pueda tener ciudadano sobre esta materia.  
Si la vacuna no la vas a poner inmediatamente, pídenos una nevera portátil, que te la prestamos para que no se rompa la cadena de frío!

Deja tu comentario

  • (will not be published)

*