Cómo puede ayudar tu farmacéutico a pacientes con Alzheimer y sus cuidadores

Hoy salta a la prensa la noticia de que crece la venta de medicamentos sin receta en webs ilegales, tema más que preocupante para la salud pública y hoy precisamente tenía idea de escribir un post sobre cómo podemos ayudar los farmacéuticos en enfermedades degenerativas por ejemplo el Alzheimer.

 

Hoy por hoy, desgraciadamente NO EXISTE ningún tratamiento curativo para la demencia, ni tan siquiera algo que  frene su evolución natural, y esto es un campo especialmente abonado para los “productos milagro“. Desde aquí quiero denunciar, quiero avisar, quiero alertar de que existen Webs ilegales que no dudan en manipular emocionalmente a cuidadores afirmando de todo tipo de virtudes terapéuticas, incluso curativas, para productos que no pasan de ser, en el mejor de los casos, auténticos placebos. 

 
Los medicamentos utilizados con indicación específica de cuadros de demencia deben ser prescritos en España SOLAMENTE por un médico especialista (geriatra, neurólogo o psiquiatra) precisado visado de inspección médica renovable. Es importante destacar que salvo que el médico responsable del paciente lo prescriba NO se requiere ningún complemento vitamínico o nutricional.
  En la Oficina de Farmacia podemos hacer un seguimiento farmacoterapéutico que incluya la revisión del botiquín, a fin de evitar los medicamentos caducados o potencialmente peligrosos que no hayan sido prescritos recientemente así como advertir la posibilidad de peligrosas interacciones farmacológicas.  
Para estos pacientes, es muy importante EVITAR el consumo de NINGÚN medicamento que no haya sido prescrito por el médico, aunque sea de uso habitual (antihistamínicos, pastillas para el mareo, o para incontinencia urinaria son un ejemplo de medicamentos que pueden interaccionar generando efectos adversos. Consultar antes de dar cualquier medicamento.
Pregunta a tu farmacia habitual por el Sistema Personalizado de Dosificación (SPD) para la correcta aplicación de las pautas posológicas y una adecuada adherencia al tratamiento de los medicamentos prescritos, ya que estos pacientes suelen estar intensamente polimedicados. Se trata de una enfermedad que además del impacto que causa al propio paciente  afecta también al resto de la familia. Es muy importante hacerse la pregunta: Quién cuida del cuidador?

Deja tu comentario

  • (will not be published)

*